Antecedentes: Juventud, Empleo y Migración

En Costa Rica existen grupos de población y territorios en una condición de alta vulnerabilidad que contrasta con la imagen de un país con un ingreso medio alto y con indicadores promedio de desarrollo humano; de ahí la importancia de marcar claramente los desafíos que conlleva la ejecución del Programa Conjunto "Una ventanilla única para el empleo juvenil en Desamparados y Upala". 

Al finalizar la década de los 80´s se inició un estancamiento en la reducción de los niveles de pobreza y al mismo tiempo se incremento la desigualdad en los ingresos, para 1988 el ingreso por persona en los hogares más ricos era 11 veces mayor que en los de menos recursos, en la actualidad ésta brecha aumentó a más de 20 veces.

La brecha social se puede observar mejor cuando se estudia la situación de la población a partir de sus características étnicas, de género, de edad, de origen y su lugar de residencia; particularmente los jóvenes entre 15 y 35 años, migrantes, mujeres, y residentes de zonas rurales o urbano marginales,  presentan menores oportunidades de integrarse al mercado laboral. En la actualidad la tasa de desempleo para personas entre esas edades ronda el 13%.

Dentro de las causas del desempleo juvenil están la pobreza, las condiciones de género, de edad, de procedencia y su estatus migratorio; a lo que se le suman desventajas tales como la falta de oportunidades a una educación formal y un mercado laboral que no está sensibilizado a incorporar jóvenes y que tampoco les ofrece opciones de crear sus propias empresas.

La situación de la mujer joven es aún más complicada, según el Ministerio de Educación Pública (MEP) solo en el 2007 cerca de 17 000 menores tuvieron hijos, de las cuales un 90% dejaron los estudios. A esta situación se le suma las pocas posibilidades de estas jóvenes de incorporarse a un empleo de calidad, además de  la discriminación por tener mayores responsabilidades de carácter doméstico.

Por otro lado, estudios empíricos sobre los jóvenes en zonas rurales señalan que muchos se integran al sector productivo de la economía luego de terminar la primaria, perdiendo años de estudio con empleos poco calificados y mal remunerados.

En cuanto a la población joven migrante, datos oficiales indican que aproximadamente el 80% de la inmigración que llega a Costa Rica proviene de Nicaragua, y una parte significativa presenta una situación migratoria irregular, lo que incrementa las posibilidades de sufrir violaciones a sus derechos humanos. Además, solo una pequeña parte de esta población ejerce su derecho a la educación y la formación profesional.

Ante tal situación, en Costa Rica hacen falta políticas integradas que brinden mayor atención a la población joven con estas condiciones, por lo que el Programa Conjunto pretende fortalecer la atención institucional de una población joven con claras necesidades de contar con mayores y mejores opciones y servicios para acceder a un empleo de calidad a través del aumento de oportunidades de empleo y sus capacidades emprendedoras.

Publicaciones

Informe Mundial ODM 2009
Informa Mundial ODM 2009

Multimedia

Video
Audio

Campañas

El reto en nuestras manos

El reto en nuestras manos

Encuesta

¿Toma usted medidas para protegerse del contagio del VIH SIDA?

No
1 Votos que quedan